Importancia de la Tecnica en la Escalada Deportiva

By Cesar Rosales 11 meses agoNo Comments

Entendemos por técnica en escalada como la forma de escalar por una vía que suponga la mayor eficiencia o el mejor aprovechamiento energético posible. En este aprovechamiento existen factores técnicos, tácticos-estratégicos y mentales que influyen directamente en nuestro rendimiento.

La escalada al ser un deporte tan complejo requiere manejar diferentes tipos de técnicas para una correcta progresión ya que en una misma vía nos podemos conseguir desde un techo o desplome hasta una placa tumbada con píes en adherencia. 

El buen uso de pies y manejo correcto de nuestro centro de gravedad es fundamental para progresar nuestro nivel y técnica de escalada. Debemos enfocar nuestra atención en cómo estamos usando nuestros pies para poder identificar errores y corregirlos. «De la misma manera por muy a tope que estás físicamente, Si no te mueves bien por la pared, todo parecer  más duro de lo que realmente es»

«El dedicar un tiempo determinado a mejorar aspectos de nuestra técnica ser muy beneficioso para nuestro rendimiento»


Aquí os dejo algunos aspectos que considero relevantes para el mejoramiento de nuestra técnica

  • En general, en la escalada se habla de tres puntos de apoyo para progresar: (dos manos y un pie o una mano y dos pies). Debemos tratar de mantener siempre los dos pies apoyados en la pared aunque no hayan cantos para los mismos, con solo mantener el contacto ya nos será de gran ayuda

 

  • Siempre debemos utilizar sólo la punta de los pies: de tal manera de aprovechar y fortalecer el dedo gordo, para ir desarrollando la técnica correctamente. Esto facilitará poder realizar cambios de pies de forma mucho más fluida y nos permitirá cada vez pisar presas más pequeñas de manera correcta

 

  • El escalador siempre debe mantener el contacto visual de la presa que va a pisar hasta sentir el contacto físico con ella: (no subir la mirada antes) este es un error muy común incluso en escaladores con cierta experiencia e implica gran pérdida de precisión,  y además no optimiza el movimiento según el tipo de presa que se está utilizando.

 

  • Escalar a vista vías cada vez más próximas a nuestro máximo nivel: incluso por encima de él (cuando ya tengamos un dominio importante del repertorio de movimientos que exige un tipo de escalada concreta, por ejemplo, sobre la que llevamos incidiendo un tiempo importante ya), para dificultar y reducir el tiempo necesario para decidir con éxito.

 

  • Llegar a escalar con una mentalidad de ataque en la vía: de forma que tomemos las decisiones de los movimientos a realizar a la primera, sin dudar, asumiendo esos riesgos (siempre y cuando no haya peligros físicos objetivos), para superar nuestro nivel

 

  • Practica la precisión de los movimientos: (poner el pie justo donde lo querías poner, colocar el pie sin hacer ruido, colocar los pies sobre las presas como acariciándolas, coger la presa justo por donde la querías coger para no tener que realizar rebotes ni acoples de la mano con frecuencia) de escalada, sobre todo a vista

 

  • Practica la velocidad de ejecución de los movimientos: pues contra más rápido nos movamos, menos nos cansaremos en la resolución de cada movimiento. La idea es que nos movamos a una velocidad fluida que nos permita escalar por la vía sin cometer errores

 

  • Coge los cantos con la mínima fuerza posible para quedarte de ellos y no derrochar energía: Este matiz tan importante se llega a dominar escalando en muchos tipos de roca, en condiciones muy distintas (de frío o calor) y, sobre todo, realizando repeticiones a bloques o secuencias de movimiento submáximas en las que vayamos aflojando la fuerza que hacemos en cada canto para percibir, con suma precisión, cual es esa fuerza mínima que necesitamos para quedarnos de un canto y no más

 

  • Dedicar en el plafen algunas horas a realizar ejercicios específicos para mejorar nuestra técnica de píe y posicionamiento corporal: como ejemplo, propongo estos 2 ejercicios: 1- dictados tanto de mano como de píe y 2- movernos en el plafen obligándonos a utilizar secuencias donde tengamos que hacer 2 movimientos de manos y 1 de pie y (viceversa) 2 movimientos de pie 1 de mano. Este tipo de ejercicios mejoraran nuestra escalada a vista, nuestra fluidez de movimientos y nuestra técnica en general

 

Juegos y Ejercicios en el Rocodromo»:http://www.ilimitados.com/blog/?page_id=935

  • Ser consientes de nuestra respiración mientras estemos escalando: esto nos ayudará a mantener controlado nuestro ritmo respiratorio y cansarnos menos




Un movimiento automatizado es aquel que antes era voluntario pero que a base de repeticiones se acaba aprendiendo y adaptando de forma automática; es decir prestando menos recursos de atención que un movimiento nuevo. Un ejemplo de movimiento automatizado es caminar para todos los adultos; pero escalar puede llegar a ser automatizado en aquellos deportistas muy formados que llevan años practicando la escalada. Uno de los objetivos del entrenamiento de la técnica es automatizar los movimientos.




«Una de las características de los movimientos automatizados es que son difíciles de modificar. Esto implica que si existen malos vicios será difícil modificarlo; por eso es importante enseñarlo correctamente»


«Una vez podemos dar la técnica como mínimamente aprendida (fase de aprendizaje motor) debemos utilizar diferentes métodos para ampliar el repertorio técnico» (fase de control motor y adaptación motora)



Métodos para consolidar el aprendizaje técnico en escalada deportiva


  1. Ejecutar conscientemente la técnica de forma aislada sin presencia de fatiga y con ejercicios de baja intensidad; pausas largas (3-5 minutos)
  2. Posteriormente se trabaja a base de repeticiones. (6-12 repeticiones con tareas cortas de aproximadamente 5  (segundos) para aspectos concretos como por ejemplo: taloneos, bicicletas, etc
  3. Se pulen detalles que no han sido del todo correctos, como la estabilidad técnica, la precisión, la fluidez, la economía energética, la relajación muscular.
  4. Proponer cambios en las condiciones y/o estructuras de realización mientras se resuelve una secuencia de movimientos con la misma técnica. Por ejemplo: entrenar la técnica de bicicleta en techos, diedros, con las dos piernas, en diferentes locales de escalada, en roca natural o resolver una puerta en un slab, en placa, en desplome, con presa de pies grandes, pequeñas etc.
  5. Hacer ejercicios técnicos con presencia de fatiga para desarrollar la adaptación motora (aplicable solamente cuando ya se ha aprendido correctamente la técnica). En deportistas de nivel es apropiado introducir tareas de alta complejidad e intensidad.
  6. Hacer encadenamientos de secuencias simples. La presentación de tareas lo más variadas posibles parece ser la clave para que el escalador busque la respuesta más idónea posible, con respecto a sus características



Por último y no por menos importante es dedicarle especial atención a nuestra técnica de pie, ya que esto será fundamental para nuestros futuros encadenes y correcta progresión en nuestro grado. No es casualidad que mientras el grado sube los cantos se hacen más pequeños, lo que quiere decir que cada vez nos iremos consiguiendo en nuestros proyectos más garbanzos para píes que nos exigirán tener la técnica pulida y un gran repertorio gestual para poder sortear de mejor manera nuestra escalada


Para ello, lo mas lógico sería ir acostumbrandonos a pisar pies pequeños cuando entrenemos en el plafen, de esta manera seguiríamos el principio de la automatización y conseguiríamos una adaptación mucho más rápida



Beneficios de Entrenar con pies pequeños


  • Mejora de la Precisión en el apoyo de los pies y en el manejo del peso

 

  • Aumento de la propiocepción o concienciación de la postura y la tensión, lo cual repercute en la mejora de la eficiencia y la eficacia para resolver secuencias difíciles; y la capacidad de corregir errores.

 

  • Trabajo de la tensión corporal (específicamente de la zona lumbar-abdominal-glútea), primordial para que no se nos «vayan» los pies y para ganar eficacia en el gesto deportivo.

 

  • Mejora técnica y táctica específica y aumento del repertorio motriz, ya que realizaremos posturas y movimientos más parecidos a los que hacemos escalando en roca, donde los cantos de pie suelen ser más pequeños que en el plafen


«El trabajo técnico debería ocupar una parte importante en el entrenamiento de todo escalador que quiera realmente mejorar su nivel, siendo además un factor determinante del rendimiento que se puede mejorar durante toda la vida»

Category:
  Escalada

Leave a Reply

Your email address will not be published.